Jesús mandó: “Paguen a César las cosas de César, pero a Dios las cosas de Dios”. Mateo 22:21. Pero bien pudiéramos preguntarnos: ¿Cuáles son las cosas del César?

Las cosas del César son aquellas que como ciudadanos tenemos el deber de cumplir. Por ejemplo, el pago de impuestos. El pago de impuestos es una obligación ciudadana, a cambio de este pago los ciudadanos recibimos servicios como energía eléctrica, pavimentación de calles, hospitales, etc. Además, Puesto que Jehová permite que estos gobiernos existan para que haya un cierto orden, los cristianos debemos dar la honra -es decir, el respeto- que merecen. Puesto que “nuestro reino” no es de este mundo, no invitamos a la rebelión ni a la desobediencia.  Antes bien, procuramos la paz.

No obstante, los cristianos debemos saber que existe un límite con respecto a dar las cosas del César, pues el apóstol Pedro dijo en Hechos 05:29 que teníamos que obedecer a Dios antes que a los hombres. Esto quiere decir que seremos obedientes al César -es decir al gobierno- en tanto que este no nos prohíba o límite nuestra fe. En caso contrario, el cristiano no debe dudar que la máxima obediencia es hacia Jehová.

Deja tu opinión, pero por favor, sé respetuoso.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s