JEHOVÁ es el Señor del tiempo. En su sabiduría absoluta lo emplea para cumplir todos sus propósitos. Aunque es paciente, pues no desea que nadie se pierda, sino que todos obtengamos el arrepentimiento y, por ende la vida eterna, no desperdicia el tiempo. Por eso sus siervos debemos imitar su ejemplo y predicar las buenas nuevas en todo tiempo. Movidos por el amor al Creador y a nuestros semejantes.

Desperdiciar el tiempo en otras actividades vanas, en realidad es robarle tiempo.

Deja tu opinión, pero por favor, sé respetuoso.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s