Conocerán la verdad, y la verdad los libertará, dijo Cristo hace cosa de dos mil años. Pero ¿de qué nos libera? y ¿necesitamos ser liberados? Es lo que se preguntaron los judíos cuando inquieron a Jesús. Nunca hemos sido esclavos, dijeron algunos, por qué habríamos de ser liberados. La realidad es que sí eran esclavos, ya que estaban bajo el dominio romano, que no los consideraba ciudadanos del imperio.

Pero había otra esclavitud, una más dañina, la esclavitud del pecado, propia de la imposibilidad de cumplir a plenitud la ley perfecta de Dios.

La liberación a la que Cristo se refería pasaba por limpiarlos de todo pecado que pudiera bloquear su relación con Dios, pero iba mucho más allá, les quitaba el yugo de una ley imposible de cumplir, que los constreñía, pues eran “esclavos de ella”. Como bien lo indica Pablo en las cartas a los Gálatas y a los Romanos, Cristo los liberaba de la prisión de la ley, ahora serían libres y se guiarían por fe y no por obras, pues éstas no otorgaban mérito alguno para la salvación. Quien recibe el mensaje de Cristo, está depositando fe en sus palabras. Dios en su bondad inmerecida e infinita es quien actúa en favor de éstos nuevos creyentes, por amor, por bondad y generosidad. Creer otra cosa, dice Pablo, es negar al Cristo. Creer que las acciones humanas dan salvación, es darle la razón a Satanás, quien argumenta que el hombre no necesita a Dios, ni por ende a su hijo, como medio de salvación.

No se trata de decir que creemos en Dios y en su hijo y ya con eso tenemos carta abierta para vivir de una forma que ofenda a Dios. No. Se trata de que por amor a Dios y a su hijo, nos esforzamos por vivir de acuerdo a lo que Él espera de nosotros. Pero, como sabe que somos imperfectos, entiende que podemos caer. Por eso, en su gracia, está presto para reconfortarnos y perdonarnos si nos arrepentimos de corazón. “El justo puede caer mil veces, y mil veces se levantará”.

 

 

Deja tu opinión, pero por favor, sé respetuoso.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s