El gran regalo del libre albedrío

Jehová ha otorgado sin duda, muchos obsequios a su creación el hombre. Pero uno de los más importantes es el libre albedrío. La libre determinación de decidir por voluntad propia.

¡Qué gran muestra de humildad y generosidad por parte de Jehová!

Dios no quiere que pongamos fe en Él por obligación o por fuerza, por el contrario, quiere que lo conozcamos, que percibamos la magnificencia de todas las cosas que ha creado y que están para nuestro disfrute.  Quiere que lo amemos por voluntad propia.

Él no hace que salga el sol únicamente para los que le adoran. La Biblia dice que hace llover para justos -los que son sus siervos y le aman- y para injustos -los que no lo conocen o lo rechazan-.

Por eso debemos sentirnos alegres porque sin duda hemos recibido un gran regalo por parte del Creador: el libre albedrío.